viernes, febrero 07, 2014

COMENZAMOS

Con este primer artículo quiero darte la bienvenida a mi nuevo blog. Aunque llevo ya tiempo en este mundillo, hoy he decidido recomenzar una vez más y dar vida a un nuevo proyecto. Mi anterior blog era una especie de cajón de sastre en el que cabía de todo, tanto noticias positivas como negativas, críticas, alabanzas, sátiras, llantos, lamentos, historias divertidas, risas, en fin, un poco de todo. Pero en los últimos meses, en los que lo he tenido aparcado, he estado dándole vueltas a una nueva idea. Se trata de, como indica el título de este nuevo blog, escribir sobre la belleza. Tarea harto difícil, porque... ¿qué es la belleza? ¿Cómo la definimos? Y, ¿cómo decidimos qué es bello y qué no lo es? Bien, es algo que iremos viendo poco a poco, tú que me lees, y yo que escribo estas líneas. Iremos descubriendo, si quieres acompañarme, un nuevo camino donde lo bello (es decir, lo verdadero, pues al fin y al cabo, la belleza está íntimamente relacionada con la verdad) se vaya abriendo camino. Si mi blog anterior era un cajón de sastre, como ya he mencionado, éste también lo será. Pero de otro modo. Aquí pretendo hablar de cosas positivas, dar una visión optimista de la vida. Para malas noticias ya tenemos los periódicos, y, especialmente, la televisión. No hay más que asomarse a la prensa de cada día, o enchufar la tele, para sumergirnos en un mundo caótico donde parece reinar la maldad, donde todo es oscuro, donde las desgracias se suceden una detrás de otra. Si nos visitara un alienígena que no supiera nada de nuestro planeta y lo primero que hiciera fuera leer un periódico o encender la televisión, se llevaría una desagradable sorpresa. Pensaría que en este mundo todo es negativo, que estamos a punto de extinguirnos, que no merece la pena vivir aquí. Pero nada más lejos de la realidad. Que los medios de comunicación no nos lo muestren, no significa que este mundo no esté lleno de cosas buenas, de personas amables que luchan por hacer del entorno que habitan algo mucho mejor, de sucesos felices, de heroísmos, de generosidad, de alegría, de felicidad, en fin, de belleza. Y eso es lo que pretendo mostrar yo con este blog. Quiero mostrar el lado bello y positivo del mundo y de la gente que lo habita, como cito en la cabecera. Y para ello me serviré de artículos de mi propia cosecha, en los que hablaré de lo divino y de lo humano, pero también me serviré de vídeos que encuentre por Internet, de libros que haya leído, películas, canciones, testimonios de otras personas... Siempre, por supuesto, citando la fuente cuando lo publicado no sea cosecha propia. Ni que decir tiene, que este blog es tanto mío como tuyo, y que estoy abierto a tu colaboración. Y también a tus críticas, a tus correcciones, a tus consejos, recomendaciones, sugerencias, a cualquier cosa que me quieras contar. Siempre, eso sí, desde el respeto y la buena educación. Espero que, juntos, podamos hacer de este mundo un rincón algo más habitable, más confortable, más humano. 

Comenzamos. ¿Me acompañas?

A partir de ahora me puedes seguir en mi nuevo espacio, www.elsuenodelheroe.com ¡Allí te espero!

8 comentarios:

Elena dijo...

Te acompaño!

Benito Bercimuelles dijo...

Anda, claro.

Paco Sierra dijo...

Hola Alejandro te deseo mucha suerte en este nuevo blog, la verdad es que tal y como está el mundo hoy en dia una visión positiva del mismo siempre viene bien.Ya te iré leyendo y haciendo algún comentario cuando pueda.Un abrazo

Maria Jose Calvo dijo...

Me encanta!!!

Anónimo dijo...

Estaremos expectantes a esta ventana de aire fresco que se abre en nuestra vida.

d4a5 dijo...

Por supuesto, te acompaño.

Maria Grazia dijo...

pouedo acompañarte desde Italia? pero despacio, que estoy lejos

Héctor Sampieri Rubach dijo...

Un gusto encontrar en la red un sitio donde se emprenda un camino no fácil de recorrer, hablando de algo que ya se reduce a una superficialidad. Mucha suerte.